Libro “Renaceres”

Prologo

Cuando leí las primeras líneas de esta obra creí que estaba hablando de mí. Me vi reflejado en ese mar, en esa oscuridad y por qué no, en esas turbulencias características de los fuertes oleajes de la marejada tan bien descrita en este texto.
A Gustavo lo conocí con 13 años, éramos vecinos, pero no nos sabíamos hasta que nos conocimos en primero de liceo, en el Zorrilla. Era el más bajo de la clase, pero tenía mucho coraje, de hecho ya con esa edad me mostraba como aspirar el humo por la boca y sacarlo por la nariz. Toda una aventura en una adolescencia que mezclaba el básquetbol, el juego de chapitas, las mujeres que no eran y el querer ser otros.
Con Gustavo buscamos juntos los mares y las playas, hasta que por fin cada uno encontró su lugar, su propio infierno. Caminamos juntos sin saber que estábamos uno al lado del otro. La vida nos separó de país, de ciudad, de mujeres, de océanos. Tuve la suerte de conocer, hace años, la posibilidad de ser buscador, aunque dos veces decidí tirar por la borda esa oportunidad y hoy me encuentro, gracias a personas como él, en un camino de luz y búsqueda. Con el tiempo aprendemos que si uno no comparte lo que tiene lo pierde. Es por eso que cuando me llegaron estas palabras de Gustavo, llenas de crítica, madurez y esperanza, supe que esa era su forma de compartir.

Si decides adentrarte en estas aguas no estarás ajeno al dolor, a la incertidumbre ni a la esperanza. No serás indiferente a la idea de que todo camino interno puede llegar a buen puerto y que el mar no existe sin costa.
Ignacio Iturra

 

Descargar libro “Renaceres”

 

 

gustavo azambuya

Gustavo Azambuya

Profesional en prevención, abordaje y tratamiento de adicciones

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?