Drogas en Uruguay, una realidad indiscutible

En esta edición, les propongo hablar sin tapujos sobre las drogas, sus efectos, las consecuencias, secuelas, incidencia social, familiar, laboral, académico, y compartir algunos datos de la realidad que surgen de estadísticas a nivel nacional y de mi visión de años de trabajo en esta temática, que sinceramente genera alarma en nuestro país.

La drogadicción en nuestro país, no solo aumenta año a año, sino que, además, se comienza cada vez a edades más tempranas.

Los datos estadísticos, sobre consumidores de drogas en nuestro país nos coloca en segundo lugar a nivel de américa latina, y se agudiza aún más, en la franja de entre 14 y 18 años de edad.

Si tenemos en cuenta que las drogas, actúan directamente sobre el sistema nervioso central, en concreto el punto común en todas ellas es su acción sobre el sistema límbico, la parte del cerebro que controla las emociones y los impulsos más primarios.

Este control lo ejerce proporcionando a los diferentes estímulos sensoriales externos una connotación afectiva agradable o desagradable, para ello dispone de unos centros de recompensa cuya estimulación produce una sensación placentera y unos centros de castigo cuya activación produce una sensación desagradable.

Este sistema va a controlar la conducta intentando obtener estimulación de los centros de recompensa y evitar la activación de los centros de castigo.

El núcleo accumbens es una pieza clave en los centros de recompensa, en él se liberan grandes cantidades de dopamina y otras sustancias, como las endorfinas y las encefalinas que proporcionan una sensación de placer a nuestro cerebro.

Todas las drogas tienen en común que activan el núcleo accumbens, esa es la base para que se pueda producir una adicción, mucho más probable en personas con cierta vulnerabilidad, como los jóvenes, las personas que sufren trastornos mentales como ansiedad, depresión o esquizofrenia, y aquellas personas a las que su entorno conduce a una situación de inestabilidad.

El sistema límbico responde de una manera adecuada a los estímulos naturales, alimentos, miedo, sexo, pero no está preparado para ser estimulado por drogas.

Así, la estimulación repetida de este sistema por las drogas, produce cambios adaptativos que conllevan una disminución de actividad de los centros de recompensa y un incremento de actividad de los centros de castigo.

Estos cambios dan lugar a una disminución progresiva de los efectos placenteros producidos y hacen que el individuo se encuentre cada vez peor en la ausencia de la droga.

Por lo tanto, debemos concientizarnos de la peligrosidad del uso de sustancias porque condicionarán todo el desarrollo de la vida, principalmente en lo que tiene que ver con la capacidad de aprendizaje, toma de decisiones, control de los límites y de los valores aprendidos sobre la vida, el respeto y las consecuencias, tanto como el auto control de los riesgos de la propia vida y la de los demás.

Todo empieza normalmente con el consumo de tabaco y alcohol de forma experimental, por la necesidad de pertenecer a cierto grupo, por curiosidad, por aprendizaje de los adultos, y a partir de ahí se van abriendo las puertas al infierno, marihuana, cocaína, éxtasis, inhalantes, pasta base, generando lentamente la destrucción del individuo y todo su entorno familiar.

La línea entre la utilización de una droga con fines recreativos, en forma esporádica, que mantiene la funcionalidad de la persona; y la instalación de la adicción como una enfermedad mental crónica de la mente, y por tanto transformando a esa persona en disfuncional, es muy delgada y peligrosa.

Y si el problema ya está instalado, tengan en cuenta que hay mecanismos, sistemas y tratamientos como los que utilizamos en el centro de rehabilitación “Lo mejor está por venir”, que garantizan, junto a la disposición del afectado y su entorno más cercano el éxito en su recuperación.

No dude en ponerse en contacto con nosotros, se puede salir y recuperar la vida, siempre hay esperanzas.

Tomemos conciencia, y la mejor manera es informándose y siendo firmes en los límites y controles.

Hasta la próxima edición.

gustavo azambuya

Gustavo Azambuya

Profesional en prevención, abordaje y tratamiento de adicciones

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?