Centro De Rehabilitación ”Lo Mejor Está Por Venir” Preguntas Frecuentes

¿Por qué existe el deseo de consumir drogas?
En el cerebro tenemos una zona de células denominada ‘Sistema de recompensa o de gratificación’. Gracias a ella, el ser vivo obtiene placer al realizar determinadas actividades como comer, beber y mantener relaciones sexuales, que van encaminadas al mantenimiento de la vida. Esta obtención de placer consigue que se lleve a cabo un comportamiento de búsqueda en espera de obtener la recompensa.
Las drogas actúan produciendo ese ‘placer’ sin necesidad de esfuerzo, por el mero hecho de consumirlas.
Cuanto más se consume, el deseo se convierte en ‘deseo patológico’, y pasa a ser el centro de la vida del adicto
El éxito en el tratamiento del adicto, ¿depende de su motivación?
La Real Academia de la Lengua define la motivación como “el ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse a ejecutarla con interés y diligencia”.
Indudablemente, cuando un paciente tiene ‘buena motivación’ (verdaderas ganas) consigue su fin, pero cuando la motivación es débil se fracasa.
La pregunta clave es: ‘¿Qué obtengo a cambio de no consumir?’.
Existen dos tipos de ‘motivos’ por los que un paciente acude a un centro solicitando ayuda:
Positivos: son razones personales, internas, planteadas por el propio sujeto; relacionadas con una buena motivación.
Negativos: generalmente son presiones externas (problemas familiares, laborales, legales, de pareja, económicos, falta de droga en el mercado, etc.) o internas (malestar físico producido por el síndrome de abstinencia, etc.).
Cuando la motivación es positiva es más sencillo obtener éxitos, pero cuando es negativa, requiere una buena colaboración entre la familia y los terapeutas para abonar el terreno del éxito.
¿Es cierto que del consumo de porros se pasa al de otras drogas?
Física y farmacológicamente no hay razones que justifiquen que el consumo de un tipo de droga lleve necesariamente a otro tipo de droga.
En todo caso, si este paso se produce, está condicionado por una serie de factores *:
Precocidad en el consumo de drogas legales.
Predisposición psicológica del individuo.
Presión del entorno social.
¿Qué es el síndrome de abstinencia?
Cuando por razones diversas (accidente, carencia de droga, dificultad para conseguirla, etc.) se deja de administrar la sustancia, aparecen una serie de síntomas psíquicos y físicos que crean un intenso malestar y pueden provocar la repetición del consumo: es el síndrome de abstinencia.
Es verdad que al principio el sujeto consume por placer o gusto, pero que a partir de haber sufrido el Síndrome de Abstinencia, consume en parte por miedo a que este aparezca.
Inevitablemente, el Síndrome de Abstinencia incide enormemente en la convivencia familiar, creando un clima de inestabilidad que algunas familias definen como “una falta de control absoluto”.
¿Producen todas las drogas el mismo síndrome de abstinencia?
Los síntomas producidos por las diferentes drogas durante el síndrome de abstinencia no son los mismos, aunque sí se puede decir que existen ciertos trastornos que en mayor o menor medida se dan en todo tipo de drogas: ansiedad, irritabilidad, alteraciones del sueño y sobre todo ‘craving’ o el deseo de consumir la droga (síntoma psicológico).
La intensidad de los síntomas es variable dependiendo de la cantidad de droga que se consuma, la frecuencia de los consumos, la vía de administración, la pureza de la droga, etc.
Hay que reseñar que aunque el síndrome de abstinencia está muy ‘mitificado’ entre los dependientes a drogas (piensan que es muy difícil de superar), éste no entraña peligro para el sujeto, excepto en el del alcohol y los barbitúricos, dónde es imprescindible la ayuda farmacológica para superarlo.
A continuación, y de forma muy esquemática, citamos los síntomas más frecuentes que aparecen en las diferentes drogas:
¿Es feliz el drogodependiente?
Toda la vida del drogodependiente se centra en la droga, lo demás le es indiferente. Orienta toda la energía vital a lograr sus necesidades activas de droga. Bajo este prisma se puede deducir que se está privando de muchas otras cosas que le pueden aportar felicidad.
Si a ello añadimos ciertas características psicológicas peculiares de los pacientes adictos * podremos responder a la pregunta sobre ‘felicidad’ más ampliamente. Estas características son:
Situaciones conflictivas y estados de ansiedad.
Falta de espíritu de lucha.
Autoestima baja o ausente.
Bajo concepto de sí mismo.
Baja tolerancia a la frustración.
Escaso o nulo desarrollo de responsabilidad personal.
Escasa voluntad para superar conflictos.
¿Es la drogodependencia una enfermedad?
La drogodependencia se puede considerar una enfermedad. Afecta a toda la salud en general además de aspectos físicos, psicológicos y sociales. Cabe resaltar una peculiaridad y es que la responsabilidad del individuo está presente en todo momento: en el inicio, en el mantenimiento y durante el posible tratamiento de la misma.
gustavo azambuya

Gustavo Azambuya

Profesional en prevención, abordaje y tratamiento de adicciones

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?